Sentencia nº 50001233100020100042401 de Consejo de Estado - Sala Plena Contenciosa Administrativa - Sección Segunda, de 31 de Enero de 2011 - Jurisprudencia - VLEX 355765714

Sentencia nº 50001233100020100042401 de Consejo de Estado - Sala Plena Contenciosa Administrativa - Sección Segunda, de 31 de Enero de 2011

Actor:LEONOR CABALLERO DE VALBUENA.
Fecha de Resolución:31 de Enero de 2011
Emisor:Sección Segunda
 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

CONSEJO DE ESTADO

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN SEGUNDA

SUBSECCIÓN B

CONSEJERO PONENTE: DR. VÍCTOR HERNANDO ALVARADO ARDILA

Bogotá D.C., treinta y uno (31) de enero de dos mil once (2011)

REF: EXPEDIENTE Nº 50001-23-31-000-2010-00424-01.

ACCIÓN DE TUTELA.

ACTOR: LEONOR CABALLERO DE VALBUENA.

C/. JUZGADO PRIMERO ADMINISTRATIVO DEL CIRCUITO JUDICIAL DE VILLAVICENCIO.

Decide la Sala la impugnación presentada por la parte actora, contra la sentencia de 3 de noviembre de 2010, del Tribunal Administrativo del Meta, que negó la acción de tutela incoada por ella, contra el Juzgado Primero Administrativo del Circuito Judicial de Villavicencio.

EL ESCRITO DE TUTELA

L.C. de V. interpuso acción de tutela contra la entidad mencionada, por la supuesta vulneración de sus derechos fundamentales al debido proceso, acceso a la administración de justicia, igualdad, mínimo vital y a la protección de las personas de la tercera edad.

Como fundamento de su acción expuso:

Reside en Rionegro - Santander, que es una persona campesina de avanzada edad, pertenece al Sisben nivel I, y que a consecuencia de la difícil situación sobrevive de la caridad pública.

El día 27 de septiembre de 2005, J.E.V.C. hijo de la actora, fallece en condición de miembro activo del Ejercito Nacional, en calidad de soldado profesional, su muerte se produce cumpliendo funciones militares a ordenes del Batallón No. 3, con sede en la Arandia

Departamento de Caquetá, cuando estando a bordo de un helicóptero militar cae accidentalmente al vacío, y como consecuencia de ello, la situación de sus padres a desmejorado tanto emocional como económicamente.

En agosto de 2007 el Dr. R.M.P. abogado litigante de la ciudad de Bucaramanga interpone demanda de Reparación Directa, a petición de la S.L.C. de V., advirtiendo sin embargo, que su intervención seria limitada, hasta esa etapa solamente.

El día 26 de septiembre de 2007, fue asignada la demanda al Juzgado Séptimo Administrativo del Circuito de Villavicencio, este despacho remitió oficio dirigido al Juez Primero Administrativo del Circuito de la misma ciudad, donde se declara impedido , de manera que el Juzgado Primero Administrativo del Circuito acepta el impedimento y asume el conocimiento del proceso.

El 1 de febrero de 2007 el Juzgado Primero Administrativo del Circuito de Villavicencio, establece que no es competente para conocer de dicha acción, en razón a que la competencia se determina por el lugar donde se originaron los hechos, y atendiendo esa circunstancia remite las actuaciones a los Juzgados Administrativos del Caquetá.

Posteriormente informa la demandante, el asunto materia del litigio es asignado al Juzgado Administrativo de Florencia Caquetá, quien en su oportunidad mediante providencia del 11 de marzo de 2008 ordenó remitir nuevamente el expediente a los Juzgados de Villavicencio, por considerarlos competentes para conocer del asunto.

El 27 de febrero de 2010, el proceso fue asignado nuevamente al Juzgado Primero Administrativo del Circuito de Villavicencio, quien en esta oportunidad admitió la demanda y avocó conocimiento sin objeción alguna, situación abiertamente ilegal, dice la demandante, pues después de más de veinte meses de espera para la admisión de la misma, fue admitida por el mismo juzgado que inicialmente la desechó alegando falta de competencia.

Como consecuencia de la confusión judicial y el error al que se indujo a la demandante, en repetidas ocasiones los funcionarios del Juzgado Segundo Administrativo de Florencia informaron por vía telefónica, que el expediente se encontraba extraviado; dificultándose su ubicación, concomitantemente la demanda fue admitida y se ordena dar el tramite correspondiente sin conocimiento de la parte accionante.

El 25 de marzo de 2010 el Juzgado Primero Administrativo del Circuito de Villavicencio decretó la perención del proceso, por no haber sido aportadas las expensas necesarias para efectos de notificación y gastos ordinarios del proceso, lo cual, no ocurrió por negligencia de la parte, sino por falta de recursos económicos y dificultad para estar pendiente del trámite procesal a consecuencia de la distancia.

Como resultado de lo anterior, solicitó tutelar los derechos fundamentales invocados, y en consecuencia se declare nula toda la actuación procesal a partir del auto interlocutorio N° 0168 de 11 de marzo de 2008, emitido por el Juzgado Segundo de Florencia Caquetá que ordenó remitir nuevamente el expediente a la jurisdicción de Villavicencio, y en su lugar se ordene seguir con el trámite ante los Jueces Administrativos del Circuito de Bucaramanga, lugar de residencia de la demandante, de la misma manera que se declare la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA